fbpx
despidos abogados laborales san martin

Despidos

La Ley 20.744 establece que todos los despidos deben comunicarse por escrito. Y además, tiene que estar fundamentados. Si el despido es sin causa, te corresponde una indemnización equivalente a un mes de sueldo por año trabajado (a partir de los 3 meses, se considera un año de trabajo).

Los empleadores que incumplen estas condiciones, o que despiden trabajadores en negro o mal registrados, están obligados a pagar multas que te benefician a vos. Te recomendamos leer esta breve guía para saber si estás en condiciones de iniciar un reclamo. Para eso, el despido tiene que haber ocurrido, como mucho, hace dos años (24 meses).

Despidos con causa falsa

Es bastante común que la causal invocada para el despido sea inventada o genérica. Por ejemplo, tu empleador podría alegar «desgano», «reiteración de sanciones leves», «dificultades para alcanzar los objetivos fijados» o «pérdida de confianza», «falta de respeto», entre otras. Son razones imprecisas e incomprobables que el empleador esgrime para ahorrarse la indemnización. Sin embargo, la Ley de Contrato de Trabajo establece en sus artículos 242 y 243 que el motivo de despido debe ser «una expresión suficientemente clara». Por lo tanto, es posible y necesario demostrar en la instancia de juicio laboral que estas razones son «incausadas».

Despidos de palabra

Suele suceder, también, que el empleador, en lugar de comunicar el despido por escrito como establece la ley, lo comunica de manera verbal, en una llamada telefónica o por Whatsapp. Esto no tiene ninguna validez legal. O sea que, a los efectos prácticos, es como si nada hubiera ocurrido. ¿Qué hacer, entonces?

Es necesario que sigas concurriendo al lugar de trabajo. Ahora bien: en caso de que el personal de seguridad, por ejemplo, no permita tu ingreso, será necesario intimar a tu empleador vía telegrama exigiéndole que aclare tu situación y ratifique por escrito el despido.

Despidos sin preaviso

El Contrato de Trabajo exige que el empleador notifique el despido con cierta anticipación. En caso de trabajadores en período de prueba, el preaviso debe ser de 15 días; si el trabajador tiene entre 3 meses y 5 años de antigüedad, el preaviso debe ser de un mes; y si la antigüedad es mayor a 5 años, el despido debe ser notificado con dos meses de anticipación. A su vez, si el despido no es comunicado en el debido momento, a la indemnización final se suma una indemnización sustitutiva del preaviso, que equivale a 15 días, un mes o dos meses (según el caso) de sueldo. Para calcular la indemnización aproximada que te corresponde en caso de despido, podés usar nuestra calculadora.

Despidos en negro

Cuando un trabajador está en negro, factura como monotributista o está mal registrado, no le corresponde ningún tipo de indemnización por despido. Al mismo tiempo, el empleador de ningún modo comunicaría el despido por escrito, ya que eso implicaría reconocer la relación.

Por lo tanto, lo primero que tendría que hacer es intimar al empleador a que regularice la situación laboral, y a que se ponga al día con los aportes jubilatorios que adeuda. En caso de que el empleador ignore la intimación —y esto es lo más probable—, el empleado deberá darse por despedido y, junto con su abogado, solicitar un turno en el Servicio de Conciliación Laboral Obligatorio (SECLO) del Ministerio de Trabajo.

Si no respetan mis derechos, ¿puedo darme por despedido?

Definitivamente sí. Cuando la empresa falta a sus obligaciones —ejemplo: no paga los salarios o paga menos de lo que debe; no hace los aportes, no registra al trabajador, etcétera—, el trabajador puede darse por despedido, aunque no lo despidan formalmente. En este caso, hablamos de despido indirecto. Éste se efectúa cuando el empleador rechaza o ignora la intimación de su empleado —vía telegrama— a que regularice la situación laboral.

¿Necesitás asesoramiento?

Escribinos al Whatsapp: 11 5718 9066